¿QUÉ HAY DETRÁS DE ESAS MANOS?

Muchas veces vemos la complicidad entre nuestros residentes y el personal que se encuentra a su servicio. Debemos de saber que, detrás de un buen gesto, hay mucho trabajo protocolizado.

Una cara amable, una llamada atendida, una respuesta dada a un familiar… todo se enmarca en la atención globalizada a nuestros mayores. Esto es lo que vemos, pero tan importante como ésto es todo el trabajo que está detrás. En el Centro de Mayores Monte Sión intentamos protocolizar hasta los mínimos detalles, para que la improvisación sea siempre algo controlado y positivo. Cuántas veces va al baño un residente, cuánta ingesta de líquidos tiene al día, si ha comido o cenado en cantidad adecuada, etc, son parámetros que medimos y controlamos en el quehacer diario.

Por ello siempre nos gusta alardear que, tras esas manos, se esconde el trabajo de muchas personas todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *